INFORME DE CASO

Revisado: 3 de febrero de 2022. Publicado: Febrero de 2022

Rehabilitación de secuelas de parálisis facial en
Armonización orofacial (Síndrome de Ramsay Hunt)

Autores: Zárate García J1, Laborde López Z2, Pifarré P3.

[Palabras clave: Medicina Estética facial, síndrome de Ramsay Hunt, parálisis facial, asimetría facial.]

descargar-articulos-eimec-scientific

Autor de correspondencia:

Dra. Julieta Zárate García.
Correo electrónico:julietaz30@hotmail.com.

Conflicto de intereses:

Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

RESUMEN

La autoestima es la evaluación perceptiva de nosotros mismos, es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamientos dirigidos hacia uno mismo, hacia nuestra manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. Todo ser humano, sin excepción, por el mero hecho de serlo, es digno del respeto incondicional de los demás y de sí mismo; merece estimarse y que se le estime. Este caso clínico esta basado en la rehabilitación de las secuelas de la parálisis facial, armonización facial y autoestima, con el objetivo de demostrar la eficacia de los tratamientos de armonización facial para mejorar las secuelas producidas por parálisis como consecuencia de una infeccion por Herpes zoster, equilibrar las proporciones faciales, asi como el grado de satisfacción del sujeto, mejora de la autoestima, aspecto psicológico, social y laboral.

Los protocolos utilizados fueron: aplicación de toxina botulínica en microdosis diferenciales en ambas mitades de la cara para lograr una simetría del rostro, ácido hialurónico, hilos PDO para mejorar la simetría y la salud de la piel. Como resultados se obtubo un grado de mejoria estética global que fue evaludo como muy mejorado y el grado de satisfacción referido del paciente fue alto frente a todos los protocolos terapeuticos utilizados. Los eventos adversos fueron de leves a moderados, presentandose dolor, edema pero sin consecuencias permanentes sobre el sujeto.

Conclusiones: Los protocolos terapéuticos empleados fueron altamente efectivos, con elevado grado de satisfacción del paciente con escasos y leves eventos adversos.

 

1. Docente y Directora General de Armonización Orofacial México, CDMX.

2. Escuela Internacional de Medicina Estetica y Cirugia-EIMEC; Mediczen Global SL.

3. Escuelas Universitarias Gimbernat y Mediczen Global SL.

INTRODUCCIÓN

La armonización orofacial1 es un término que se ha utilizado para combinar los diferentes tratamientos estéticos utilizado para realizar pequeños ajustes, corregir imperfección y minimizar los signos de la edad y también proporcionar la armonía estética y funcionalidad de la cara.

Según La Sociedad Española de Medicina Estética2 desde la antigüedad se han aplicado técnicas para el mantenimiento y promoción de la estética y la belleza femenina y masculina. Los fines de la Medicina Estética son la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la belleza y la salud, para lo que utiliza prácticas de técnicas médicas de pequeño intervencionismo, en las que se emplea anestesia tópica y en régimen ambulatorio. El objetivo principal que persiguen estas técnicas es ejercer una verdadera medicina preventiva, puesto que un aspecto estético adecuado siempre es beneficioso para el paciente y ayuda al bienestar y a una mejor salud general. La Medicina Estética nunca utiliza técnicas de cirugía mayor ni que requieran anestesia general, como sucede en el caso de la Cirugía Estética, que en la mayoría de sus actuaciones implica un ingreso hospitalario del paciente.

La odontología ha adquirido el derecho de actuar en toda la cara, en la región comprendida entre el hueso hioides y el área pilosa de la frente y entre las líneas que pasan sobre le punto anatómico del trago en cada lado de la cara. Esta adquisición es significativa para aquellos que trabajen en el campo de la estética , ya que el concepto global a estética no puede restringirse a la cavidad oral, requiere relación armónica de todos los elementos entre si y cada uno de ellos como un todo. La nueva cara de la odontología es saber como esta vinculada a la armonización orofacial y a la medicina estética, como odontólogos y médicos estéticos podemos llevar a cabo, procedimientos no invasivos y corregir sonrisa ginigival (es una alteración estética frecuente que consiste en una exposición excesiva de la encía durante la sonrisa; más de 3mm desde el margen gingival), problemas de bruxismo leve y severo, Hipertrofia maceterina, dolor en la articulación temporomandibular (ATM), migrañas, sialorrea, dolor orofacial, levantamiento de comisuras y línea de la sonrisa.

La línea de la sonrisa es muy importante ya que impacta en la armonía estética de un rostro, se refiere a una línea imaginaria que se extiende a lo largo de los bordes incisales de los dientes anteriores maxilares, lo que debería imitar la curvatura del labio inferior al sonreír.
De acuerdo con Castellanos y colaboradores3 el motivo de consulta de anteaño, que generaba la tensión sistematológica de alguna lesión, y que buscaba de manera implícita la superación de la enfermedad y la recuperación de la salud, se ha transformado el día de hoy en la expectante aspiración de lograr el bienestar global y completo, que repercuta en el estilo de vida del paciente. Las personas cada vez mas frecuentemente acuden a consulta médica y odontológica no solo en la búsqueda de la recuperación de la salud dental, sino también en mejorar la confianza, autoestima y apariencia, para optimizar su capacidad funcional e impactar en su salud general, o para manera simultánea repercutir de forma positiva sobre estados sistemáticos preexistentes. Lo anterior implica que la odontología estética tenga hoy día, aceptación más por razón de bienestar que de salud, estimulando al Odontólogo a enfrentar situaciones de manejo clínico que hace solo una década no afrontaba. La variedad y reto pueden ser desbordantes por razones de edad, género, posturas ideológicas, posturas sociales, y por supuesto, por la condición médica, ya que por las razones antes mencionadas cada vez hay más y diversos aspirantes a recibir los beneficios de una buena calidad de vida.

Por medio de la diversas técnicas de armonización orofacial se obtienen resultados más completos y equilibrados al integrar la sonrisa con la cara y hacer un conjunto integral del sujeto.
El rostro, a su vez es la parte del cuerpo que se relaciona en forma mas directa con el mundo y es a través de ella que el individuos se expresa. Por esto es natural concentrar los esfuerzos en la conservación y promoción de la estética y de la belleza en este segmento de la anatomía.
Los estándares de belleza de los individuos están influenciados por los factores externos como los medios de comunicación, la familia, el grupo social, la ocupación, la ubicación geográfica y la religión.

El éxito de la armonización orofacial depende en la mayoría de los casos, de la sensibilidad para indicar y ejecutar la mejor técnica en un concepto multidisciplinario, pero considerar también el momento mas apropiado durante la secuencia clínica del plan de tratamiento.
Se ha demostrado4,5 que la medicina estética es una herramienta para sacar nuestra mejor versión, pero sin cambiar quienes somos, no busca unificar rostros para que todo el mundo parezca igual, si no que el nuevo enfoque se basa en identificar que es lo que nos hace únicos, destacando nuestra diversidad y sacando a relucir nuestros mejores rasgos para así ayudarnos a lograr esa confianza personal a través de la confianza que la propia práctica pretende inspirarnos. Por esto, queda muy lejos aquella idea anticuada que los tratamientos estéticos pueden acabar con la naturalidad del rostro o dejar secuelas negativas, ahora se busca precisamente un resultado realista, cuidado y en absoluto artificial, algo que se puede lograr confiando en la experiencia, las nuevas técnicas y los procedimientos no invasivos y ambulatorios como bioestimuladores, peeling, fillers, mesoterapia, PRP, toxina botulínica e hilos de polidioxanona (pdo)10,11,12.

El síndrome de Ramsat Hunt6 se caracteriza por presentar una sintomatología importantes de epilepsia mioclónica progresiva, ataxia mioclónica progresiva, enfermedades mitocondriales (MERFF en particular), enfermedad de Lafora y afección celíaca.
De acuerdo con Balcazar y col.7 la parálisis facial del síndrome de Ramsay Hunt se presenta en el 60-90 % de los casos, es periférica y puede preceder o seguir a las lesiones cutáneas. La incidencia del síndrome de Ramsay Hunt dentro de los pacientes que presentan una infeccion por Herpes Zóster es de uno por cada mil casos. Es la segunda causa de parálisis facial periférica no traumática y de todos los casos de parálisis facial entre 4.5 y 8.9% se relacionan directamente con el herpes zóster ótico. Los casos de parálisis facial periférica secundaria al virus varicela zóster son raros.
Según Litin y colaboradores8, el síndrome de Ramsay Hunt puede ocurrir en cualquier persona que haya tenido varicela. Es más común en los adultos mayores, y afecta, por lo general, a las personas mayores de 60 años. El síndrome de Ramsay Hunt es poco frecuente en los niños.
El síndrome de Ramsay Hunt no es contagioso, sin embargo, la reactivación del virus varicela-zóster puede causar varicela en personas que no han tenido varicela anteriormente o que no han sido vacunadas contra ella. La infección puede ser grave para las personas que tienen problemas del sistema inmunitario. Según los datos publicados por la Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER)8 el síndrome de Ramsay Hunt ocurre cuando un brote de culebrilla afecta el nervio facial cerca de uno de los oídos, además de la erupción dolorosa de la culebrilla el síndrome de “RH” no solo puede ocasionar parálisis facial si no perdida auditiva del oído afectado. Las causas de la parálisis resultan como consecuencia del mismo virus después de que este desaparece de su manifestación cutánea que permanece latente en los nervios. Años después puede reactivarse y es cuando puede afectar a los nervios faciales. El tratamiento oportuno del síndrome puede reducir el riesgo de complicaciones que pueden incluir debilidad muscular facial permanente y/o sordera. Los síntomas mas notorios son salpullido rojo, doloroso con ampollas llenas de líquido dentro y alrededor del oído.
Si el tratamiento se inicia de forma inmediato con antivirales, hay un 60% de probabilidad de una recuperación completa. Sin embargo, si el tratamiento se demora más de 3 días la posibilidad disminuirá hasta un 50%. En los niños se ha observado una recuperación en un 100% de los casos.
Como han descrito en Nogales y colaboradores9, el Sindorme de Martín-Bell se manifiesta con una parálisis facial ipsilateral producto de una afectación de la neurona motora inferior, es agudo en presentación y es habitualmente precedida de un cuadro prodrómico viral, que afecta aproximadamente a 20 personas por cada 100.000 por año. Se da en igual proporción en ambos sexos y a ambos lados del rostro. La probabilidad de parálisis facial es de 3,3 veces más alta durante el embarazo comparado con mujeres no embarazadas y su recurrencia es del 10%, la que puede ocurrir también en el lado opuesto. En aquellos pacientes que han presentado 3 episodios, el riesgo de aparición de una cuarta parálisis facial es del 50%. En los diabéticos el riesgo es de 4,5 veces mas alto que el promedio no diabético y el riesgo de presentar una parálisis de Bell aumenta en cada año, en cada década de su vida. La hipertensión arterial también es un factor de riesgo y de mal pronóstico.

Este trabajo presenta la particularidad de aportar datos sobre la parálisis facial y del síndrome Ramsay Hunt desde el punto de vista de la medicina estética. En el presente no tratamos la patología pero si la secuela de haber padecido este síndrome..
Se desea estudiar la combinacion de protocolos terapeuticos para lograr una armonizacion orofacial de un sujeto de 33 años, masculino, mexicano con antecedentes de parálisis facial provocada por el síndrome de Ramsay Hunt, con asimetría y afectación psicológica por el aspecto estético. Se le realizaran protocolos de tratamiento adaptado a su necesidad de mejorar la asimetría, la apariencia externa y su estética facial. Esto le afectaba a nivel social y psicológico y lo pude resolver o minimizar con todos los procedimientos de minima invasión / ambulatorios combinando diversas técnicas intentando recuperar la simetria lo que le facilitara un cambio en su actitud, optimismo y su integración más confiable ante la sociedad. Exhortar a los armonizadores a la inclusión de síndromes de parálisis faciales como un tema de suma importancia y de tan poca relevancia en el ámbito, ya que solo nos centramos en lo anti-age o en el concepto de belleza armónica y olvidamos secuelas de patologías que involucran nuestro rostro (parálisis de Ramsay Hunt y Bell).

METODOLOGÍA

Los protocolos seleccionados para el tartamiento de las secuelas producidas por la parálisis facial producto del padecer el sindrome de RH fueron:

Peeling químico.
Toxina Botulínica.
Ácido Hialurónico.
Hilos PDO monofilamentos.

Posterior a la obtención del consentimiento informado, la fuente que se utilizo fue la historia clínica donde se recogen los datos del sujeto, la cual incluyó una minuciosa anamnesis y un riguroso examen físico, lo que permitió realizar el diagnóstico médico-estético correcto y la aplicación de los protocolos personalizados y apropiados.
Se tomaron fotografías, antes y después de cada protocolo terapéutico realizado como evidencia clínica. Previo a la realización de cada protocolo terapéutico se realizó la preparación de la piel y posterior a la culminación de cada protocolo terapéutico se realizó el protocolo postratamiento, se hicieron las recomendaciones y se emitieron las instrucciones para el tratamiento domiciliario.

Peeling químico: Ácido glicólico al 20% durante 5 min. Se procedió a neutralizarlo con gel limpiador y agua micelar y con ayuda de gasas se retiro y limpió el rostro. Se aplicó tónico hidratante para regular el pH de la piel para después aplicar suero de vitamina C. Y para finalizar se aplica protección solar en gel crema para todo tipo de piel factor de protección solar 50+ UV-UVA.

Aplicación de Toxina Botulínica tipo “A” (esquema en Figura 4) : Tercio superior derecho que presenta mayor actividad que el izquierdo, por lo tanto se colocaron 0,05 ml en frontal, orbicular, procer, y supraciliar derecho.
Del lado contrario con menor actividad o casi nula, se colocó en frontal, supraciliar y antes de la línea de la pupila 0,03 ml. Aplicación de toxina del lado donde el músculo presentaba hiperactividad, colocando 0,05 ml en el músculo orbicular, comisura y en depresor. En la hemicara contraria se colocó en los mismos músculos solo que la cantidad fue menor 0,03 ml. Y en mentón o mentalis se colocaron en cuatro puntos en manera de cuadrado 0,05 ml para relajar el músculo ya que presentaba hiperactividad.

Ácido Hialurónico: Aplicación de AH en el tercio medio a nivel supraperiostio, distribuyéndolo de tal manera que nos quedara simétrico, ya que por la parálisis presenta demasiada deflación del lado derecho, utilizando la técnica de cuatro puntos (fosa canina o fosa piriforme: 0,4 ml malar: 0,4 ml, arco cigomático: 0,4 ml y ángulo de la mandíbula: 0,4 ml) técnica del doctor Mauricio Di Maio, cirujano plástico brasileño. En la hemicara izquierda la misma técnica solo que menos cantidad (fosa canina o fosa piriforme: 0,2 ml malar: 0,2 ml, arco cigomático: 0,2 ml y ángulo de la mandíbula: 0,2 ml).

Hilos PDO: Para terminar con el plan de tratamiento se utilizaron treinta Hilos PDO monofilamento: 10 hilos de 29Gx25 mm y 20 de 29Gx38 mm.
Colocación de diez hilos de la siguiente medida 29gx25mm, de lado derecho cuatro hilos, de lado izquierdo tres hilos siguiendo la trayectoria de inferior a superior en la zona de malar, dos hilos en surco nasogeniano de superior a inferior y uno atravesando la comisura.
Los siguientes veinte hilos de la medida 29gx38mm, cinco del lado derecho y tres del lado izquierdo en surco nasogeniano con la trayectoria de inferior a superior, en el ovalo facial de lado derecho se colocaron cinco y del lado izquierdo siete siguiendo la misma trayectoria. Con este último paso, se trato de entrelazar los hilos y unos ponerlos juntos para formar una malla o soporte para levantar el rostro.
En el ovalo facial se colocaron cinco hilos de inferior a superior, y cuatro hilos en la zona de malar intentando levantar la ptosis. Del lado contrario tres hilos en surco nasogeniano, tres en zona de malar y siete en óvalo facial.

CRITERIOS DEL DIAGNÓSTICO

Sujeto con asimetría muy marcada, desviación de la sonrisa con parálisis facial con evolución de 8 años y envejecimiento prematuro. Se observa un rostro depresivo, cansado, con marcas de acné.
Piel seca, con atrofia, pérdida de luminosidad (Fig 1 y 2).
Foto envejecimiento prematuro, pequeñas líneas de expresión dinámicas que se volvieron estáticas en la zona donde no hay parálisis, en la glabela, frontal, orbicular, línea de marioneta y surco naso geniano. Deflación malar y pérdida del óvalo facial. En la hemicara izquierda presenta pequeñas líneas dinámicas.
Forma facial: Cara Cuadrada, su frente y su mandibula tiene anchos muy similares.
Diagnóstico según clasificación de Escala de Fitzpatrick tipo III como y escala de Richard Glogau tipo II14.

En el lado donde sufrió la parálisis (hemicara izquierda Fig 1 y 2), presenta pequeñas líneas de expresión, deflación malar, surco nasogeniano, línea de marioneta y pérdida del ovalo facial menos pronunciado por lo tanto es más notoria la asimetría facial. Como se aprecia en Figura 1 se encuentra segmentado el rostro del paciente con los quintos y tercios con el fin de identificar las asimetrías y poder diseñar un plan de acción adecuado al o los tratamientos mencionados.

Referencias biliográficas

1. Carbone. (2020). Mulher dentista mulher. Armonización Orofacial Casos clínicos Tomo 1. (1er. Ed.) Medellín, Colombia: Editorial Amolca.

2. S.E.M.E. (2021). ¿Qué es la medicina estética?. Recuperado el 10 de diciembre del 2021, de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/ramsay-hunt-syndrome/symptoms-causes/syc-20351783

3. Castellanos et al. (2015). Medicina en Odontología: Manejo dental de pacientes con enfermedades sistemáticas (3era. Ed.) Ciudad de México, México: Editorial el manual moderno.

4. Coiffman. (2006). Cirugía plástica, reconstructiva y estética. (3era. Ed.) Bogota, Colombia: Editorial Amolca.

5. Díaz. (2021). Como la medicina estética puede ayudar a ganar confianza. Recuperado el 22 de octubre del 2021, de https://www.vogue.es/belleza/articulos/medicina-estetica-tratamiento-facial-allergan

6. Micheli, Nogués, Asonapé, Fernández y Biller (2003). Tratado de Neurología Clínica(1er. Ed.) Buenos Aires, Argentina: Editorial médica Panamericana.

7. Balcázar Rincón LE y Ramírez Alcántara YL. Síndrome de Ramsay Hunt: informe de dos casos y revisión de la literatura. Rev Esp Med Quir 2014;19:192-199.

8. Litin. (2021). Mayo Clinic Family Health Book. (5ta. Ed.) Rochester, Minessota, USA: Editorial Mayo Clinic Press

9. Nogales, Donoso, Verdugo. (2005). Tratado de Neurología Clínica. (1er. Ed.) Santiago, Chile:Editorial Universitaria.

10. Pereira. (2020). Mulher dentista mulher. Armonización Orofacial. Análisis facial digital. Casos clínicos Tomo 2. (1er. Ed.) Medellín, Colombia: Editorial Amolca.

11. Bedda. (2020). La importancia de un buen peeling facial en nuestra piel. Recuperado el 9 de
noviembre del 2021, de https://centrosbedda.com/blogs/medicina-estetica/la-importancia-de-un-buen-peeling-facial-en-nuestra-piel

12. Amado, Oliveira, Natalicio. (2019). Curvas de la cara. (1er. Ed.) Medellín, Colombia: Editorial Amolca.

13. American Heart Association . (2021). Marcando los 7 pasos para mi salud. Recuperado el 24 de octubre del 2021 de https://www.goredforwomen.org/es/health-topics/consumer-healthcare/answers-by-heart-fact-sheets

14. Asch. (2016). La bilblia del microblading. (1era. Ed.) Paris, Francia: Editorial Create Space Independent Publishing Platform.

15. Rubin. (2007). Exfoliación Química. (1era. Ed.) Madrid, España: Editorial Elsevier.

16. Di Maio. (2021). MD Codes™: A Methodological Approach to Facial Aesthetic Treatment with Injectable Hyaluronic Acid Fillers. Recuperado el 10 de diciembre del 2021, de https://link.springer.com/article/10.1007/s00266-020-01762-7

17. Vidae. (2021). ¿Contribuye la medicina estética a nuestro bienestar emocional?. Recuperado el 10 de diciembre del 2021, de https://www.mundodeportivo.com/vidae/psicologia-bienestar/20210908/1001685909/contribuye-medicina-estetica-nuestro-bienestar-emocional-act-pau.html

 

Figura 1: Izquierda: Perfilometría Aurea. Identificación de los quintos y tercios en el rostro del paciente. Derecha: perfil frontal del paciente donde se observan ambas hemicaras y se observa la afectación por la parálisis y el derecho con gesticulación o movilidad normal.

Figura 2: Hemicara izquierda. Perfil afectado por la parálisis derivada del síndrome Ramsay Hunt. Hemicara derecha. Perfil normal, se aprecian mas líneas de expresión al ser el lado móvil.

PROTOCOLOS TERAPÉUTICOS

Como se puede apreciar en la figura 3 se diseño un plan de aplicación que contempla tiempo de evolución y adaptación entre los procedimientos.

FIGURA 3 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 3: Cronología de la aplicación de los tratamientos.

FIGURA 4 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 4: Representación de los puntos importantes para la infiltración de Toxina botulínica tipo “A” y volúmenes aplicados por punción en ambos lados del rostro.

Según Di Maio16 los MDCodes, o códigos médicos, representan subunidades anatómicas específicas para la inyección de rellenos AH. Cada MDCodes incluye información sobre la profundidad de inyección deseada, la herramienta de administración adecuada (aguja o cánula) y la técnica de administración (p. Ej., Alícuota, bolo, abanico) y el volumen mínimo de producto recomendado para lograr resultados visibles y reproducibles. Durante la planificación del tratamiento, se seleccionan los MDCodes apropiados utilizando algoritmos enfocados en disminuir los atributos faciales desfavorables (una mirada flácida, cansada, triste o enojada) y mejorar los atributos positivos (atractivo, más joven, más contorneado o femenino [suave] o masculino.

FIGURA 4 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 5: Marcaje de los puntos importantes para la infiltración de Ácido hialurónico a nivel de supraperiostio. Se puede apreciar la cantidad específica por punción en ambos lados del rostro.

Se aplicaron 30 hilos monolisos de dos longitudes 29Gx25 mm y 29Gx38 mm aplicados de la siguiente manera, como se describe en la figura 6.

FIGURA 6 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 6: Izquierdo: Representación gráfica de la angulación, posición y cantidad infiltrada de hilos pdo monofilamento en ambos lados del rostro. Medio: Infiltración real de hilos pdo monofilamento en la hemicara derecha. Derecha: Infiltración real de hilos pdo monofilamento en la hemicara izquierda.

RESULTADO Y DISCUSIÓN

Después del diagnóstico personalizado de la anamnesis exhaustiva y del plan de tratamiento que el paciente acepto se procedió a llevar a cabo los distintos procedimientos estéticos antes medicinados. El paciente se encentraba en optimas condiciones físicas, de salud con disponibilidad y entusiasmo para llevar a cabo el tratamiento. La evaluación del paciente se lleva a cabo por medio de varios métodos: visual analógica y registro fotográfico. Realizamos perfilometría aurea, medición de los tercios y quintos para evaluar las deficiencias anatómicas del sujeto. En esta ocasión la evaluación fue muy satisfactoria llevando a cabo todos los procesos combinados toxina botulínica, ácido hialurónico e hilos PDO de mínima invasión. Se pudo observar una evolución y cambio significativa del sujeto.
Al sujeto después de los procedimientos combinados adquirió seguridad, confianza, adaptación, socialización y sobre todo felicidad. El porcentaje de evolución favorable fue de un 90% recuperando psicologicamente estabilidad para interactuar con sus colegas, con su pareja, con su familia y con su entorno en general. El objetivo se logró ya que se recuperó el 90% del equilibrio armónico del rostro, relajando la musculatura, levantando depósitos de grasa, definiendo el óvalo facial e hidratando el rostro (Figuras 7-10).

De acuerdo con Vidae17 más allá del aspecto físico para el especialista, la conclusión es clara: en los últimos años se ha reconocido y demostrado que los beneficios de someterse a un tratamiento médico estético van más allá del aspecto físico y afectan a otros niveles psicosociales. Sin embargo, asegura que “es importante seguir investigando científicamente en esta área para conocer el gran potencial que juega la medicina estética y puede seguir jugando en el bienestar emocional de las personas”.
Se logró devolver al paciente con todos estos procedimiento mínimamente invasivos y ambulatorios en cuatro sesiones una cara simétrica, hidratada, una sonrisa equilibrada, mediante lo cual el paciente ha adquirido mucha confianza que había perdido año atrás. El expresa que a partir de los resultados obtenidos su vida cambio, se siente contento, aceptado, en lo personal es un cambió de detono seguridad, confianza y seguridad.

La conclusión a la que hemos llegado con este caso, frente a estas secuelas y aplicando estos padecimientos, sumados a la experiencia previo de otros tres casos anteriores con parálisis de Bell, en la que se alcanzo el 80% al 90% de la rehabilitación, consideramos que los armonizadores podemos realizar estos trabajos que son totalmente terapéuticos para dales o devolverles a nuestros pacientes una mejor calidad de vida.
Disminución de líneas de expresión, cara con volumen biométrico simétrico, sonrisa con mínima desviación, cara hidratada, disminución de surco nasogeniano y línea de marioneta, el mentón ya apariencia de cáscara de naranja, ojos alineados y boca simétrica (figuras 7-10) es lo que podemos observar luego de aplicar las terapias combinadas en nuestro paciente.

FIGURA 7 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 7: Antes y despúes del paciente con el rostro en reposo. Se aprecian las líneas de expresión y envejecimiento prematuro. Foto inicial de cómo se presentó el paciente a su primera consulta y la evolución de los tratamientos a la fecha del 1.10.2021

FIGURA 8 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 8: Antes y despúes del paciente gesticulando. Los cambios son muy notorios, las líneas de expresión se atenuaron, se aprecia un rostro más natural y menos forzado, simétrico y rejuvenecido. Foto inicial de cómo se presentó el paciente a su primera consulta y la evolución de los tratamientos a la fecha del 1.10.2021

FIGURA 9 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 9: Antes y despúes del paciente gesticulando. Los cambios son muy notorios, las líneas de expresión se atenuaron, se aprecia un rostro más natural y menos forzado, simétrico y rejuvenecido. Foto inicial de cómo se presentó el paciente a su primera consulta y la evolución de los tratamientos a la fecha del 7.12.2021

FIGURA 10 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 10: Antes y despúes del paciente gesticulando. Los cambios son muy notorios, las líneas de expresión se atenuaron, se aprecia un rostro más natural y menos forzado, simétrico y rejuvenecido. Foto inicial de cómo se presentó el paciente a su primera consulta y la evolución de los tratamientos a la fecha del 7.12.2021

Referencias biliográficas

1. Carbone. (2020). Mulher dentista mulher. Armonización Orofacial Casos clínicos Tomo 1. (1er. Ed.) Medellín, Colombia: Editorial Amolca.

2. S.E.M.E. (2021). ¿Qué es la medicina estética?. Recuperado el 10 de diciembre del 2021, de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/ramsay-hunt-syndrome/symptoms-causes/syc-20351783

3. Castellanos et al. (2015). Medicina en Odontología: Manejo dental de pacientes con enfermedades sistemáticas (3era. Ed.) Ciudad de México, México: Editorial el manual moderno.

4. Coiffman. (2006). Cirugía plástica, reconstructiva y estética. (3era. Ed.) Bogota, Colombia: Editorial Amolca.

5. Díaz. (2021). Como la medicina estética puede ayudar a ganar confianza. Recuperado el 22 de octubre del 2021, de https://www.vogue.es/belleza/articulos/medicina-estetica-tratamiento-facial-allergan

6. Micheli, Nogués, Asonapé, Fernández y Biller (2003). Tratado de Neurología Clínica(1er. Ed.) Buenos Aires, Argentina: Editorial médica Panamericana.

7. Balcázar Rincón LE y Ramírez Alcántara YL. Síndrome de Ramsay Hunt: informe de dos casos y revisión de la literatura. Rev Esp Med Quir 2014;19:192-199.

8. Litin. (2021). Mayo Clinic Family Health Book. (5ta. Ed.) Rochester, Minessota, USA: Editorial Mayo Clinic Press

9. Nogales, Donoso, Verdugo. (2005). Tratado de Neurología Clínica. (1er. Ed.) Santiago, Chile:Editorial Universitaria.

10. Pereira. (2020). Mulher dentista mulher. Armonización Orofacial. Análisis facial digital. Casos clínicos Tomo 2. (1er. Ed.) Medellín, Colombia: Editorial Amolca.

11. Bedda. (2020). La importancia de un buen peeling facial en nuestra piel. Recuperado el 9 de
noviembre del 2021, de https://centrosbedda.com/blogs/medicina-estetica/la-importancia-de-un-buen-peeling-facial-en-nuestra-piel

12. Amado, Oliveira, Natalicio. (2019). Curvas de la cara. (1er. Ed.) Medellín, Colombia: Editorial Amolca.

13. American Heart Association . (2021). Marcando los 7 pasos para mi salud. Recuperado el 24 de octubre del 2021 de https://www.goredforwomen.org/es/health-topics/consumer-healthcare/answers-by-heart-fact-sheets

14. Asch. (2016). La bilblia del microblading. (1era. Ed.) Paris, Francia: Editorial Create Space Independent Publishing Platform.

15. Rubin. (2007). Exfoliación Química. (1era. Ed.) Madrid, España: Editorial Elsevier.

16. Di Maio. (2021). MD Codes™: A Methodological Approach to Facial Aesthetic Treatment with Injectable Hyaluronic Acid Fillers. Recuperado el 10 de diciembre del 2021, de https://link.springer.com/article/10.1007/s00266-020-01762-7

17. Vidae. (2021). ¿Contribuye la medicina estética a nuestro bienestar emocional?. Recuperado el 10 de diciembre del 2021, de https://www.mundodeportivo.com/vidae/psicologia-bienestar/20210908/1001685909/contribuye-medicina-estetica-nuestro-bienestar-emocional-act-pau.html

 

Publica tu artículo

Se aceptarán artículos originales, revisiones, casos clínicos, comunicaciones cortas, reportes industriales, cartas al editor, ensayos clínicos etc.

Ver guía del autorEnviar manuscrito