REPORTE DE CASO

Revisado: Febrero de 2022. Publicado: Febrero de 2022

Combinación de técnicas en rejuvenecimiento facial. A propósito de una complicación

Autores: Marchino Aguilar T1, Tamayo Carbón AM2, Sandoval Ulloa HF3, Roncancio GC4, Pifarré P5, Laborde López Z6, Anaya Blanco M6.

[Palabras clave: Rejuvenecimiento facial, técnicas, hilos tensores, ácido hialurónico, toxina botulínica, complicación.]

descargar-articulos-eimec-scientific

Autor de correspondencia:

Dra. Tizana Marchino Aguilar.
Correo electrónico:tizana@hotmail.com

Conflicto de intereses:

Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

RESUMEN

Se describe el caso clínico de una paciente femenina de 52 años que acude para rejuvenecimiento facial integral. Como diagnóstico presenta pérdida del triángulo de la juventud con cara oval, fototipo de piel grado II según la clasificación de Fitzpatrick, grado III según la escala de fotoenvejecimiento de la piel de Glogau con adecuada proporción de los tres tercios faciales. Presenta múltiples discromías en frente y mejillas. En tercio superior arrugas estáticas y dinámicas. En tercio medio, desplazamiento de compartimentos grasos superficiales y profundos, y en tercio inferior, arrugas verticales en labio blanco (código de barras), descenso de comisuras bucales (líneas de marioneta) y pérdida de contorno mandibular.

Se recomienda un tratamiento integral con técnicas combinadas mínimamente invasivas. Se inicia tratamiento de bioestimulación con peeling químico superficial asociado a mesoterapia, observándose mejoría en la calidad de la piel. Posteriormente, aplicación de ácido hialurónico en tercio medio e inferior para dar sujeción a los tejidos descendidos. Se infiltra además toxina botulínica para relajar las arrugas estáticas y dinámicas de tercio superior. Y, finalmente, se colocan hilos tensores de diferentes tipos para generar colágeno fibrótico que potencie el tensado lateral inicial conseguido con la aplicación de ácido hialurónico. Durante la aplicación de hilos tensores, surge una complicación, no descrita hasta ahora en la literatura, que se logra resolver de inmediato mediante extracción por vía intrabucal del hilo expuesto y recolocación de un nuevo hilo en el plano adecuado con resultados satisfactorios.

 

1-Hospital Quironsalud Teknon & Hospital Quironsalud del Vallés. Barcelona, España.

2-Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras. La Habana, Cuba

3-Centro de salud Concepción & Centro estética y dental Sandoval. Concepción, Chile.

5-Escolas Universitarias Gimbernat, Grado de Fisioterapia & Mediczen Global. Barcelona, España.

6-Escuela Internacional de Medicina Estética y Cirugía (EIMEC) & Mediczen Global. Barcelona, España.

INTRODUCCIÓN

En la última década, nuevos conceptos anatómicos han tomado protagonismo para comprender mejor el envejecimiento facial y tratar el rosto en su conjunto. Es así como en la actualidad, se entiende que la cara está dispuesta en cinco capas, que interactúan entre ellas y que según la capa que se aborde con los tratamientos médico-estéticos, se mejorará indirectamente otras capas de la cara. Así pues, las cinco capas descritas son: piel, compartimentos grasos superficiales, sistema músculo aponeurótico superficial (SMAS), compartimentos grasos profundos y ligamentos; y periostio o fascia profunda y hueso (1,2,3).
El diagnóstico clínico tiene en cuenta las capas de la cara asociados a un concepto de proporcionalidad estética como es el triángulo invertido de la juventud. Así como el tipo de morfología facial (forma, proporciones y contorno de la cara) teniendo en cuenta el ancho de la frente, el ancho de los pómulos, la línea de mandíbula y la longitud facial.
Según Farolch, existen siete biotipos o formas faciales. Clasificar el rostro del paciente por biotipos ayudará de forma práctica a la aplicación de ácido hialurónico y toxina botulínica (4). Cuando se diagnostica un rostro se tendrá en cuenta el concepto de equilibrio facial, el cual permite dividir el rostro en tercios horizontales y quintos faciales (cinco partes iguales, cada una igual al ancho de un ojo) (4,5). Por otro lado, en la evaluación del contorno facial, se tiene en cuenta el plano “E” o plano estético de Ricketts que se corresponde con la línea trazada desde la punta nasal hasta la punta del mentón y así se evalúa la posición del labio superior e inferior en relación con esta línea. La relación armónica ideal es que el labio inferior se encuentre a 2 mm por detrás de esta línea, mientras que el labio superior lo esté a 4mm (6,7)
Dentro del tratamiento integral en medicina estética, se dividen los tratamientos en bioestimulativos y correctivos. Los tratamientos de bioestimulación cutánea van dirigidos a producir regeneración y reparación de la piel fotoenvejecida o dañada, así como, potenciar el efecto de tratamientos correctivos posteriores, mantener resultados y prevenir daño futuro. Dentro de los tratamientos de bioestimulación se encuentran los peelings químicos y la mesoterapia. Los tratamientos correctivos abarcan los rellenos faciales con ácido hialurónico, la toxina botulínica y los hilos tensores.
Las primeras técnicas para tensar y rejuvenecer los tejidos faciales con hilos tensores se realizaron en 1998 por Sulamanidze, quien utilizó hilos de sutura de puas bidireccionales de polipropileno en el plano subcutáneo de la cara (8). Desde entonces, han surgido una variedad de hilos, así como, técnicas de implantación. El material más utilizado es la polidoxanona (PDO) que al ser biocompatible y reabsorbible reducen la probabilidad de efectos secundarios o reacciones alérgicas. El mecanismo de acción de los hilos se basa en la inducción de colágeno fibrótico en la zona implantada a nivel de tejido celular subcutáneo, produciendo por ejemplo reposicionamiento espacial del tejido graso del arco cigomático y de la zona malar, así como la reducción del excedente cutáneo armonizando todo el rosto. Entre los principales tipos de hilos, destacan los monofilamentos (firmeza a la piel), en espiral o screw (tensado localizado) y espiculado (tracción con efecto lifting) (8, 9). La técnica de implante de hilos tensores es un procedimiento técnicamente sencillo de reproducir, sin embargo, precisa de conocimientos sobre el plano de colocación y puntos anatómicos claves de sujeción para generar el máximo efecto tensor. Por otra parte, se ha de tener en cuenta que los días posteriores al procedimiento se puede presentar edema, parestesias, hoyuelos y ondulaciones irregulares en la piel, por lo que tras el tratamiento se ha de advertir al paciente de la posible presencia de estos signos para darle tranquilidad ya que no requieren ningún tratamiento adicional porque son temporales.
La técnica de aplicación de hilos tensores presenta una curva de aprendizaje corta, sin embargo, no está exenta de complicaciones que se han de tener en cuenta. La palpación en el trayecto de los hilos, la palpación de nudos, exposición, las migraciones, infecciones o granulomas, son las principales complicaciones a tener en cuenta tal como se describen en el reciente metaanálisis sobre inicidencia de complicaciones con el uso de hilos tensores en medicina estética facial de Woffles T. (10).
La descripción del presente caso clínico pretende mostrar los resultados de un tratamiento combinado y escalonado de rejuvenecimiento facial en base a un detallado diagnóstico clínico, haciendo especial hincapié en la aparición de una complicación al implantar en plano profundo un hilo tensor espiculado en tercio medio y la técnica que se realizó para solucionar en el mismo acto esta complicación, con resultados altamente satisfactorios. Tras una búsqueda bibliográfica en Pubmed, se puede afirmar que es el primero caso clínico descrito en la literatura científica sobre esta complicación.

 

MATERIAL Y MÉTODOS

CASO CLÍNICO

A. Antecedentes personales

Sexo: Femenino

Edad: 52 años

Profesión: Médico

Motivo de consulta: Mejorar las manchas de la piel, el exceso de piel de parpados superiores, las arrugas de la frente y los surcos de la zona perioral.

B. Antecedentes clínicos

Antecedentes patológicos: Fibromialgia y Depresión. Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina. No otras comorbilidades. No antecedentes medicamentosos. No antecedentes de VHS (Herpes simple). Vacunación SARS-CoV2: 2 dosis vacuna Moderna: 02 y 03/21. Hábitos: Exfumadora hace 1 año. Actividad física regular. Fotoexposición sin protección en su juventud. Cuidado facial domiciliario. De día: limpieza con agua y jabón y crema hidratante. De noche: limpieza con agua micelar. Fotoprotección ocasional. *1 vez al mes limpieza facial en centro de estética.

Tratamientos médico-estéticos previos:

-2018: Peeling antimanchas. Resultado satisfactorio.

-Marzo de 2021: toxina botulínica en arrugas frontales y ácido hialurónico en líneas de marioneta. Conforme con resultados obtenidos.

C. Diagnóstico

Piel: Piel mixta (brillante en frente, nariz y mentón y seca en pómulos). Pérdida de elasticidad y luminosidad, Múltiples discromías de tamaño mediano y pequeño. Cuperosis. Sensibilidad con eritema al tacto. Arrugas estáticas y dinámicas en tercio superior.

Biotipo Facial (Figura 6): Ovalado. Inversión del triángulo de la juventud (base inferior).

Fotoenvejecimiento. Escala R. Glogau 11 : Tipo III: Rango de edad 40 y 60. Manchas, léntigos, arrugas en reposo.

Fototipo. Escala Fitzpatrick 12 : Tipo II. Piel blanca. Se broncea con dificultad. Usualmente se quema.

Quintos faciales verticales: Quinto lateral derecho disminuido en comparación al contralateral.Resto simétricos.

Tercios Faciales horizontales: Proporción adecuada.

Tercio superior: Arrugas estáticas y dinámicas en frente, entrecejo y patas de gallo. Leve hundimiento de fosas temporales y – leve ptosis de ceja izquierda.

Tercio medio: Dermatocalasia (exceso de piel) leve de parpados superiores. Volúmenes conservados pero con descenso de compartimentos grasos profundos y superficiales centrales. Surcos nasogenianos.

Tercio Inferior: Arrugas verticales en labio blanco o código de barras (contracción repetida del músculo orbicular de los labios). Líneas de marioneta (por acción repetida de músculo depresor del ángulo oral (DAO), laxitud del cigomático mayor y laxitud de piel). Mentón anch. Arco y ángulo mandibular no definidos y -Jowls discretos (descenso de compartimentos grasos superficiales y profundos y laxitud de ligamento mandibular.

Contorno facial. Línea de Rickets: Proporción adecuada. Labio inferior a 2mm. Línea y el labio superior entre 3 y 4mm. Labios finos.

Referencias biliográficas

1. Farkas JP, Pessa JE, Hubbard B, Rohrich RJ. The science and theory behind facial aging. Plast Reconstr Surg Glob Open [Internet] 2013 [citado 20 nov 2021];1(1):1–8. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4174174/

2. Rohrich RJ, Pessa JE. The fat compartments of the face: anatomy and clinical implications for cosmetic surgery. Plast Reconstr Surg. [Internet] 2007 [citado 20 nov 2021] ;119(7):2219-27 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17519724/

3. Cotofana S, Lachman N. Anatomy of the Facial Fat Compartments and their Relevance in Aesthetic Surgery. J Dtsch Dermatol Ges [Internet]. 2019 [citado 20 nov 2021] 17(4):399-413 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30698919/

4. Farolch-Prats L, Nome-Chamorro C. Facial Contouring by Using Dermal Fillers and Botulinum Toxin A: A Practical Approach. Aesthetic Plast Surg [Internet]. 2019 [citado 20 nov 2021]; 43(3):793-802

5. Milutinovic J, Zelic K, Nedeljkovic N. Evaluation of facial beauty using anthropometric proportions. ScientificWorldJournal [Internet]. 2014 [citado 20 nov 2021]; 2014: 428250 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24701166/

6. Ricketts RM. Bioprogressive therapy as an answer to orthodontic needs. Part I. Am J Orthod [Internet]. 1976 [citado 20 nov 2021] ;70(3):241-68 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/786034/

7. Ricketts RM. Bioprogressive therapy as an answer to orthodontic needs. Part II. Am J Orthod [Internet]. 1976 [citado 20 nov 2021];70(4):359-9 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1067757/

8. Suh DH, Jang HW, Lee SJ, Lee WS, Ryu HJ. Outcomes of polydioxanone knotless thread lifting for facial rejuvenation. Dermatol Surg [Internet]. 2015 [citado 20 nov 2021];41(6):720-5 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25993611/

9. Atiyeh BS, Chahine F, Ghanem OA. Percutaneous Thread Lift Facial Rejuvenation: Literature Review and Evidence-Based Analysis. Aesthetic Plast Surg [Internet]. 2021 [citado 20 nov 2021]; 45(4):1540-50 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33471152/

10. Wu WTL, Wong CH, Mendelson B. Invited Discussion on: A Meta-Analysis and Systematic Review of the Incidences of Complications Following Facial Threadlifting. Aesthetic Plast Surg [Internet]. 2021 [citado 20 nov 2021];45(5):2159-62 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8481211/

11. Glogau RG. Aesthetic and anatomic analysis of the aging skin. Semin Cutan Med Surg [Internet]. 1996 [citado 20 nov 2021] ;15(3):134-8 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/8948530/

12. Fitzpatrick TB. The validity and practicality of sun-reactive skin types I through VI. Arch Dermatol [Internet]. 1988 [citado 20 nov 2021] ;124(6):869-71 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/3377516/

13. Ahn SK, Choi HJ. Complication After PDO Threads Lift. J Craniofac Surg. [Internet]. 2019 [citado 20 nov 2021] ;30(5):467-9 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31299818/

 Eimec Scientific Marchino

Figura 1: Triángulo de la juventud de la paciente. A los 25 años, la base del triángulo se encuentra en los pómulos, mientras que, a los 50 años, la base del triángulo se encuentra en el borde inferior de la cara.

 Eimec Scientific Marchino

Figura 2: Quintos verticales, lateral derecho disminuido y quintos horizontales proporcionados

D. Plan de tratamiento

·Bioestimulación cutánea. Peeling químico. Mesoterapia (vitaminas): Atenuar discromías. Mejorar calidad de piel. Dar luminosidad.

·Relleno con Ácido hialurónico: Proyección lateral tercio medio e inferior y sujeción de compartimentos grasos centrales. Relleno de código de barra. Relleno de líneas de marioneta.

·Toxina botulínica: Relajar arrugas de tercio superior (músculo orbicular, procerus, corrugadores y orbicular de los ojos).

·Hilos tensores: Tensado lateral en tercio medio. Apertura de comisuras orales. Tensado piel de cuello.

·Dermocosmética domiciliaria: Sérum, crema de día y noche Luxfaciem Skin Renew ® . Fotoprotección PF+50 diaria.

En la tabla 1 se enumeran los pasos de preparación de piel realizados antes de iniciar cada uno de los tratamientos estéticos.

Por otro lado, tras cada tratamiento realizado en consulta, se sigue el siguiente protocolo (tabla 2).

EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO
EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO
EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO
EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO

Figura 3:

a) 2 Hilos tensores por cada arco cigomático (espiculados) hasta comisura oral y prejowl,

b) 5 hilos en espiral por lado en cuello paralelo de medial a lateral y

c) 5 hilos monofilamento en cada comisura labial.

RESULTADOS

A continuación, se muestra en fotografías los resultados obtenidos de forma escalonada con el plan tratamiento combinado propuesto.

Peeling químico asociado a mesoterapia y Ácido hialurónico en arcos cigomáticos, ángulo mandibular y compartimentos grasos profundos de la mejilla

EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO

Figura 4: Resultados inmediatos post infiltración de 2ml Ácido hialurónico en tercio medio e inferior. Técnica retrotrazado en abanico con cánula. Tensado lateral de compartimentos grasos profundos de la mejilla y definición de arco mandibular. Sesión de Peeling y mesoterapia previos.

EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO

Resultados al mes post infiltración de toxina botulínica en Tercio superior.

Figura 5: Comparativa pre y post tratamiento, en dinámica, tras 1 mes de infiltración con toxina botulínica. Mejoría de arrugas frontales, entrecejo y arrugas perioculares. Toxina botulínica A Bocouture®, dilución en 1.5ml de suero fisiológico. 28,9 unidades en tercio superior distribuidos en 18 puntos (7 puntos en m. frontal, 4puntos en corrugadores, 1 punto en procerus y 6 puntos en m. orbiculares).

Aplicación de Hilos Tensores

Tras seguir el protocolo pre-tratamiento (tabla 1), se evalúa a la paciente y se decide aumentar la tensión lateral mediante la colocación de hilos tensores que generen máximo tensado en tercio medio e indirectamente en tercio inferior. En este caso, se decide el uso de hilos espiculados a nivel de tercio medio con punto de sujeción a nivel de tejido celular subcutáneo en arco cigomático. Se observa flacidez de cuello, por lo que se decide colocar hilos en espiral en posición horizontal y a nivel de zona perioral, se decide mejorar las arrugas periorales (otro de los principales motivos de consulta) con hilos monofilamento. Se utilizaron hilos tensores de la marca Epline R (Elastin Plus Line) hilos espiculados de 19 G x 100mm y 21Gx 60mm, hilos en espiral o screw 26Gx38mm e hilos monofilamentos de 30G x 25mm

Tras realizar el marcaje de arco cigomático (punto más alto) a comisura oral y jowl se colocan los hilos

espiculados, el más largo (19Gx100mm) dirigido desde arco cigomático a la altura de ligamento mandibular (a nivel de jowl) y el otro en dirección a comisura bucal (21Gx60mm), como se detalla a continuación.

Previa desinfección con clorhexidina, con la paciente tumbada a 45º, se infiltra en el punto de abordaje de arco cigomático, un habón de lidocaína al 2%, posteriormente se comprime suavemente durante 2 minutos, se hace el punto de entrada con la aguja de 21G y se introduce primero en posición vertical la cánula que guía el hilo hasta sentir una primera resistencia que nos indica que se ha sobrepasado el tejido celular subcutáneo y a ese nivel se introduce la cánula con la mano dominante siguiendo la trayectoria en el mismo plano, y con la otra mano apoyándose sobre la piel y desplazando suavemente los tejidos en sentido opuesto a la dirección de la cánula que contiene el hilo para favorecer su desplazamiento. Una vez alcanzados los dos puntos del final de cada hilo (jowl y comisuras), se retira la cánula apretando con los dedos de la mano contralateral el final del hilo y sintiendo un pequeño crujido que orienta hacia el anclaje de las espículas del hilo. Tras retirar la cánula, se realiza un pequeño movimiento de vaivén con la mano no dominante, mientras que con las yemas de los dedos de la otra mano se presiona todo trayecto del hilo para generar su anclaje a tejido celular subcutáneo. Se sienta a la paciente para ver la tracción que se genera con la implantación de los hilos, tirando de los hilos según la tracción que se quiera producir. Tras ello, se tumba nuevamente a la paciente y se realizan 2 nudos en cada final de trayecto de los hilos, se cortan a nivel de piel, y realizando una ligera tracción de la piel en ese punto hacia arriba, el nudo queda escondido. Se limpia la zona y se coloca un pequeño adhesivo circular de silicona que cubra el punto de entrada hasta su epitelización espontánea. Mientras se marca la siguiente zona (cuello) para su abordaje con otro tipo de hilos, la paciente refiere tirantez en mejilla derecha y al pedirle abrir la boca presenta dificultad. Se palpa la zona, vía piel y a través de mucosa oral de ese mismo lado y se objetiva que el hilo dirigido a zona de jowl está en plano más profundo (palpándose a través de mucosa de la mejilla). Tras resolver esta complicación (los detalles se especifican en el apartado de discusión), se implanta ya en posición superficial el nuevo hilo espiculado sin incidencias.

En el cuello, se decide colocar cinco hilos en espiral que generen tracción de central a lateral. Tras limpieza de cada punto de entrada con clorhexidina, sin necesidad de inyección de anestésico local en la zona ni punto de entrada como en el caso de los hilos espiculados, se coloca la aguja del hilo en sentido horizontal paralelo a la piel y, siguiendo el marcaje realizado previamente, se introduce la aguja en plano superficial, desplazándose suave y fácilmente por el tejido celular subcutáneo (Figura 6). Tras colocar los cinco hilos en espiral por lado cada lado del cuello, se rota 360º el pivote o cono de la aguja y se retira la aguja. Se observa inmediatamente la tracción generada.

EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO

Figura 6: Cinco hilos en espiral por lado en cuello, desde medial a lateral, en paralelo, para generar tensión lateral en la flacidez de piel de cuello.

Para finalizar el tratamiento con hilos tensores, se aborda la zona perioral, para atenuar las arrugas a este nivel. Se marca la comisura con tres rectas que se cruzan en un punto común, a nivel de la comisura oral en forma de estrella. Un primer punto dirigido en sentido vertical a comisura oral, el segundo punto 1-2 mm por fuera del borde superior de labio superior y el tercer punto a 1-2mm por fuera de borde inferior de labio inferior. Además, se colocan 2 hilos por debajo y paralelos a ese último punto de abordaje (de labio inferior). Con guantes estériles y previa desinfección de la zona, al igual que los hilos en espiral, se colocan según marcado, de abajo hacia arriba (genera apertura de comisura bucal) paralelos a la piel y en plano superficial, seguidamente, se retiran sin necesidad de rotar el cono de la aguja (figura 7).

FIGURA 9 EIMEC SCIENTIFIC JULIETA ZARATE

Figura 7: 5 Hilos monofilamento por lado formando una estrella para abrir comisura oral y mejorar inicio de líneas de marioneta. 5 por lado en cada comisura oral en plano subcutáneo.

A continuación, se muestra el resultado final al control del mes post tratamiento combinado con bioestimulación cutánea (Peeling muy superficial con ácido glícólico y mandelico al 60%, mesoterapia con cóctel de vitaminas y ácido hialurónico) y tratamientos correctivos con 4 ml de Ácido hialurónico de alta y baja reticulación (arco cigomático, ángulo mandibular, fosa pirifome y compartimento profundo medial de la mejilla, código de barras y líneas de marioneta) y colocación de 24 hilos tensores (4 hilos espiculados, 10 hilos espiral y 10 hilos monofilamento) (Figura 8).

EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO

Figura 8: Resultado final al mes post- tratamiento combinado: Bioestimulación cutánea y tratamientos correctivos con relleno de ácido hialurónico, toxina botulínica e hilos tensores.

DISCUSIÓN

Durante la realización del tratamiento, se presenta una complicación con la técnica de colocación de hilos tensores. Aunque la colocación de hilos tensores faciales precisa una curva de aprendizaje bastante más corta respecto a otras técnicas de Medicina Estética, se debe tener siempre en cuenta la precisión que se ha de tener para colocarlo en el plano correcto (tejido celular subcutáneo). En el caso descrito, el primer hilo espiculado desde arco cigomático a jowl del lado

derecho se profundizó a plano muscular por lo que se hizo evidente en mucosa de mejilla. Esto generó síntomas inmediatos como fueron discomfort y dificultad de apertura de boca. Ante esta complicación, se explica a la paciente el motivo de sus síntomas y previo consentimiento, se actúa de inmediato. Se infiltra anestesia local en mucosa de mejilla (3ml de lidocaína al 2% con aguja de 30G) via intrabucal y se localiza el hilo espiculado, tras palpar su trayecto con los dedos del médico tratante. Se realiza una pequeña incisión con bisturí frío en mucosa de 2 mm aproximadamente y se extrae el hilo de forma manual traccionando desde la boca con un mosquito recto y con la ayuda de la mano contralateral apoyada sobre la mejilla. Se logra la salida completa del hilo a través de la incisión de mucosa intrabucal (figura 9). La incisión de mucosa de mejilla cicatriza por segunda intención. Se pauta tratamiento antiinflamatorio y antibiótico profiláctico y enguajes con colutorio de clorhexidina tres veces al día durante cinco días. Se realiza control a la semana por esta complicación con mejoría completa de síntomas y sin signos de infección en la zona.

EIMEC SCIENTIFIC DRA MARCHINO

Figura 9: Extracción completa del hilo espiculado en plano profundo en mucosa de mejilla derecha.

En el metanálisis sobre la incidencia de complicaciones tras la aplicación de hilos tensores faciales de Wu y colaboradores 10 describen como complicaciones más frecuentes: edema, hoyuelos, hilos palpables, parestesias, infección y extrusión de hilos, sin embargo, en el presente caso no se registraron ninguna de estas complicaciones. Por otro lado, Ahn SK y Choi HJ 13 describen la presencia de masas palpables en mejillas de curso subagudo tras la aplicación de hilos tensores faciales en una paciente joven que acudió a un acupunturista oriental. La intrusión profesional y la falta de capacidad de resolver complicaciones condujeron a este cuadro subagudo que posteriormente necesitó de extracción quirúrgica, a diferencia del caso descrito en este artículo. No presentó efectos adversos en los meses posteriores a la complicación presentada ya que se resolvió precozmente en

el mismo momento de detectar el plano profundo de implantación del hilo espiculado en mejilla.

Por otro lado, es importante destacar que, tras el tratamiento combinado, se ha conseguido mejorar los inestetismos descritos por la paciente. Se observa mejoría inicial de la calidad de piel con atenuación de discromías, aunque precisará continuar con sesiones de peeling y mesoterapia. Se observa reposicionamiento de compartimentos grasos superficiales y profundos de tercio medio e inferior mediante vectorización con sujeción a la porción fija de la cara (arco cigomático y ángulo mandibular) gracias a la combinación de rellenos con ácido hialurónico de alta y baja reticulación e hilos tensores. Además, presenta mejoría en la tensión lateral del cuello por efecto de los hilos tensores colocados también a ese nivel. En cuanto a las arrugas de tercio superior, presenta atenuación de arrugas en frente, entrecejo y patas de gallo.

En conclusión, los múltiples abordajes que proporciona la Medicina Estética logran mejorías muy evidentes y satisfactorias en la restauración, relajación, reposicionamiento y voluminización de los tejidos. El conocimiento de la anatomía facial es un pilar básico para minimizar al máximo los riesgos durante la realización de los diferentes procedimientos. La resolución inmediata de una complicación de técnica como la descrita durante la implantación de hilos tensores en tercio medio, cambia de forma notable el resultado final.

Referencias biliográficas

1. Farkas JP, Pessa JE, Hubbard B, Rohrich RJ. The science and theory behind facial aging. Plast Reconstr Surg Glob Open [Internet] 2013 [citado 20 nov 2021];1(1):1–8. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4174174/

2. Rohrich RJ, Pessa JE. The fat compartments of the face: anatomy and clinical implications for cosmetic surgery. Plast Reconstr Surg. [Internet] 2007 [citado 20 nov 2021] ;119(7):2219-27 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17519724/

3. Cotofana S, Lachman N. Anatomy of the Facial Fat Compartments and their Relevance in Aesthetic Surgery. J Dtsch Dermatol Ges [Internet]. 2019 [citado 20 nov 2021] 17(4):399-413 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30698919/

4. Farolch-Prats L, Nome-Chamorro C. Facial Contouring by Using Dermal Fillers and Botulinum Toxin A: A Practical Approach. Aesthetic Plast Surg [Internet]. 2019 [citado 20 nov 2021]; 43(3):793-802

5. Milutinovic J, Zelic K, Nedeljkovic N. Evaluation of facial beauty using anthropometric proportions. ScientificWorldJournal [Internet]. 2014 [citado 20 nov 2021]; 2014: 428250 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24701166/

6. Ricketts RM. Bioprogressive therapy as an answer to orthodontic needs. Part I. Am J Orthod [Internet]. 1976 [citado 20 nov 2021] ;70(3):241-68 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/786034/

7. Ricketts RM. Bioprogressive therapy as an answer to orthodontic needs. Part II. Am J Orthod [Internet]. 1976 [citado 20 nov 2021];70(4):359-9 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1067757/

8. Suh DH, Jang HW, Lee SJ, Lee WS, Ryu HJ. Outcomes of polydioxanone knotless thread lifting for facial rejuvenation. Dermatol Surg [Internet]. 2015 [citado 20 nov 2021];41(6):720-5 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25993611/

9. Atiyeh BS, Chahine F, Ghanem OA. Percutaneous Thread Lift Facial Rejuvenation: Literature Review and Evidence-Based Analysis. Aesthetic Plast Surg [Internet]. 2021 [citado 20 nov 2021]; 45(4):1540-50 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33471152/

10. Wu WTL, Wong CH, Mendelson B. Invited Discussion on: A Meta-Analysis and Systematic Review of the Incidences of Complications Following Facial Threadlifting. Aesthetic Plast Surg [Internet]. 2021 [citado 20 nov 2021];45(5):2159-62 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8481211/

11. Glogau RG. Aesthetic and anatomic analysis of the aging skin. Semin Cutan Med Surg [Internet]. 1996 [citado 20 nov 2021] ;15(3):134-8 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/8948530/

12. Fitzpatrick TB. The validity and practicality of sun-reactive skin types I through VI. Arch Dermatol [Internet]. 1988 [citado 20 nov 2021] ;124(6):869-71 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/3377516/

13. Ahn SK, Choi HJ. Complication After PDO Threads Lift. J Craniofac Surg. [Internet]. 2019 [citado 20 nov 2021] ;30(5):467-9 Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31299818/

Publica tu artículo

Se aceptarán artículos originales, revisiones, casos clínicos, comunicaciones cortas, reportes industriales, cartas al editor, ensayos clínicos etc.

Ver guía del autorEnviar manuscrito